lunes, 14 de enero de 2019

La Cuaresma, o cómo hacer dieta por preceptos religiosos



Una de las ventajas de la sociedad industrializada es la abundancia de alimento, entendida como la posibilidad de comer lo que se nos antoje cuando lo consideremos conveniente. Sin embargo, hemos de decir que esta circunstancia es relativamente reciente.

Antaño, los preceptos religiosos tenían la función de ser útiles y complementar las necesidades prácticas. No ha de extrañar que el cerdo esté prohibido en la religión islámica por su potencial peligro para la salud en los países árabes durante el siglo VII.

En el caso del cristianismo, la principal prohibición es la de consumir carne. Actualmente, está vedado su consumo los viernes de vigilia durante la Cuaresma, aunque la mayoría de los católicos solo cumplen de forma estricta el Viernes Santo. La Iglesia Católica también recomienda el ayuno durante esta época, de manera que hablamos de siete semanas de austeridad destinadas a la reflexión.

El calendario gastronómico ha estado regulado por los preceptos religiosos. Por ejemplo, antes de la Cuaresma había una jornada de empacho general, el denominado Jueves Lardero en el que se podían degustar todo tipo de viandas del cerdo. Otro momento indicado para los excesos gastronómicos es la Navidad y, tradicionalmente, el domingo ha sido un día para hacer comidas especiales. Por lo tanto, no ha de extrañar que hubiese una época del año destinada a la austeridad y a reequilibrar los excesos que se cometían en otras fechas (aunque pocos pudiesen cometerlos, es cierto). 

En consecuencia, y aunque hoy estemos viviendo en una sociedad laica, lo cierto es que la Cuaresma sigue teniendo peso en los hábitos gastronómicos de gran parte de la población, de ahí que recetas como el potaje de vigilia o los pestiños se hayan convertido en clásicas de esta época. Si quieres comprar ingredientes de calidad, te animamos a que te des una vuelta por la web de Faro da Palloza. Seguro que sacas ideas interesantes.

Fuente de la imagen: https://pixabay.com/en/fast-great-lent-catholic-78493/

1 comentario:

  1. Es bueno comenzar la cuesta de Enero pensando en llenar el bandullo...

    ResponderEliminar